Materiales para salidas que no debes olvidar en tu bolsa petate

De regla general el buen principio de vestirse como una cebolla. Contar con prendas ligeras en lugar de solo unas pocas pesadas ayuda a hacer frente a los cambios usuales de tiempo usuales del entorno montañoso.

Tanto para las ropas de aproximación como para los zapatos de uso en montaña podemos decir que no se dispone de global de prendas válido para todas y cada una de las situaciones, sino más bien mezclas de diferentes ropas en dependencia de la excursión a hacer.

No tiene sentido hacer una escursión por un valle a mediados de agosto y con un calor aterrador acarreando sobre los hombros una mochila con cincuenta l llena de ropa pesada que es totalmente inútil.

Al contrario, es bastante peligroso ser sorprendido con ropa ligera por una tormenta a 3000 metros.

El equilibrio adecuado entre ligereza, protección y confort se conseguirá por medio de la experiencia, absorviendo conocimiento en las salidas, lo que te será verdaderamente útil y lo que es superfluo.

 

La ropa básica de montaña se compone de estos artículos

  1. Chaquetas: A mi juicio, la óptima combinación es una cubierta externa impermeable de Goretex y una chaqueta interior en PRIMALOFT. Así cuentas con la indudable ventaja de poder emplear ambas prendas separadamente dependiendo clima y situación.
  2. Capa exterior impermeable en Goretex: Hay geniales prendas impermeables, incluyendo las elásticas, que ofrecen una perfecta protección contra el viento sin restringir la movilidad. En comparación con otras, proporcionan más intercambio de gases junto con más protección de los elementos. Asimismo son muy ligeras y de manera fácil comprimibles. Por norma general en época estival, para rutas bajo los 2000 m., pongo al fondo de la bolsa solo estas ropas sin la chaqueta interior en Primaloft.
  3. Chaqueta con Primaloft: Solo en escapadas de alta montaña y fuera de temporada. Chaqueta ligerísimaliviana, sencillamente compresible y con buenas propiedades. En caso de ventiscas fuertes con bajas temperaturas en escaldas invernales, si se ponen bajo la capa exterior, ofrecen protección perfecta contra el frío. Mi cortavientos ya tiene múltiples años y se ha convertido en mi talismán irremplazable para el frío.
  4. Prendas Softshell: A seleccionar aproximadamente pesadas conforme los puntos de antes.
  5. Camisetas: Al estar más cerca del el cuerpo, debría elegirse con mucho cuidado. La ideal debe asegurar una buena transpirabilidad y un secado veloz de la transpiración, aun durante un corto periodo. Resaltan las camisetas de lana merina. En contraste a las camisas de material sintético o bien algodón100% tienen la gran ventaja de poder olerse un poco aun después de sudar mucho. Desventaja: el precio grande. Recomiendo encarecidamente que lleves siempre contigo una de repuesto en tu mochila, que se utilizará como remplazo en el momento en que llegues a tu destino o bien durante tus descansos.
  6. Camiseta con manga: Se aplican las mismas consideraciones. Siempre y en toda circunstancia llevo una liviana en mi mochila, que utilizo a modo de antídoto en caso de que se levante un poco de viento.
  7. Pantalones: Los amados y viejos pantalones largos clásicos son reemplazados hace ya tiempo por la nueva generación de pantalones en materiales de forma decidida más livianos. Seguro que sabes que los vaqueros no son adecuados pues, además de restringir el giros, una vez remojados en agua, permanecen húmedos toda la jornada. Cuando hace mucho calor, los shorts son la elección adecuada. En este caso un par de pantalones largos, aproximadamente ligeros en dependencia del ambiente en el que te encuentres, siempre es mejor llevarlos en la mochila .
  8. Calcetín: Los calcetines térmicos de lana se han vuelto obsoletos desde hace mucho tiempo. El mercado ofrece calcetines sintéticos con refuerzos puestos en las zonas clave. Se aconseja el empleo de un calcetín tirando a grande para quienes quieran conjuntarlo con botas de montaña, al paso que para las zapatillas un calcetín fino es la solución ideal.

 

En las escapadas de un día a zonas de media montaña uso en general la mochila de veinte ll.litros, mientras que para las rutas de múltiples jornadas intento no superar los 11-15 kilos de peso con una mochila de treinta y cinco litros.

 

El compromiso conveniente entre poco peso, comodidad y seguridad, creo que este es la meta a alcanzar al elegir de la ropa de trekking en nuestras rutas a la naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: